En vacaciones, ¡activa tu cerebro!

01/07/2019
Kumon América del Sur Kumon
Compartir:

Bajo esta premisa nos movemos en Kumon. Porque está comprobado que un niño que activa y ejercita su mente durante el periodo de vacaciones, ya sea con pequeñas sesiones de estudio (material kumon) o de lectura diaria, regresa a su rutina escolar (colegio) más fácil y con ganas de adquirir nuevo conocimiento, por lo tanto, su desempeño será más eficiente y con mejores resultados. Igualmente pasa con su regreso a Kumon gracias a que no interrumpieron del todo la elaboración de sus cuadernillos.


La clave aquí es encontrar un punto medio entre el descanso que es muy importante tanto para el niño como para los padres y definir diariamente algunas actividades muy pequeñas de estudio y aprendizaje; así como planes lúdicos y educativos, como por ejemplo visitar un museo, una biblioteca, una obra de teatro.

Lo ideal es realizar diariamente pequeñas sesiones de estudio o lectura, 10 minutos será suficiente. Se recomienda que estas sesiones sean la primera actividad del niño en el día, ya que está más receptivo y no interfieren con las actividades que ya tengan planeadas en el transcurso del día. 


En este punto es fundamental la motivación, ejemplo y acompañamiento de los padres. Porque el éxito de estas rutinas es que sean divertidas para los niños y que no las asimilen como un castigo o una imposición. Siempre que el niño termine su rutina debe ser recompensado ya sea con algún detalle o unas palabras de aliento. 



Los niños confían en sus padres y en lo que ellos les solicitan. Si les transmitimos un primer mensaje de que deben estudiar todos los días para mejorar sus procesos de crecimiento y formación y luego en vacaciones les decimos que pueden dejar de estudiar, automáticamente ellos comprenden que su trabajo y esfuerzo no era tan importante y que lo pueden interrumpir en cualquier momento.  


Así mismo, la gran ventaja que tienen los Alumnos Kumon es que el material didáctico y la programación que se llevan a sus casas para las vacaciones, tiene un carácter individualizado y se adecúa perfectamente a este periodo, ya que un alumno no depende de otro para avanzar y esto le permite desarrollar nuevos contenidos en vez de quedarse con la mente sin actividad. 


Para finalizar recuerden:


Hay que ser felices, no perfectos. Lo importante no es que los niños terminen y llenen los cuadernillos por cumplir. Lo verdaderamente importante es que lo que hagan, lo hagan bien y felices, así tendrán menos correcciones y mantendrán el ritmo de estudio al volver a su unidad.  


¡Felices vacaciones y mentes activas para todos! 


¿Más información sobre Kumon?

Haz clic aquí y encuentra la unidad más cercana. 

Tags: kumon

Artículos relacionados