Leer para avanzar: un hábito que empieza en casa

26/09/2018
Kumon America del Sur Kumon
Compartir:
Desarrollar el hábito de la lectura en las edades más tempranas, es muy importante para que los niños adquieran una base intelectual y de conocimientos más sólida, que los ayude principalmente a mejorar su concentración, la fluidez al expresarse y ampliar cada vez más su vocabulario.

¿Por qué leer a temprana edad?

Básicamente porque los niños asimilan más rápidamente todos los estímulos cognitivos, despertando así su curiosidad, su imaginación y el interés por aprender cosas nuevas. Así mismo, la capacidad de leer es una función cerebral que genera profundas ventajas en el moldeado del cerebro y cuanto antes se empiece mejor; porque se obtendrán mayores beneficios en el desarrollo de la inteligencia en un futuro.
La lectura es una de las mejores actividades para el desarrollo del cerebro y la estimulación de las conexiones neuronales.
Durante los primeros años de vida los niños adquieren una gran información, que debemos propender porque sea de calidad y no de cantidad, ya que esto les ayudará a desarrollarse y adaptarse mejor a su entorno familiar y escolar.
Acompañarlos a leer, afianzará los vínculos afectivos y estimulará en ellos una mayor confianza y una mejor disposición al diálogo.

Tips para desarrollar el hábito de la lectura en tus hijos

Como padres de familia, ustedes tienen el privilegio y la responsabilidad de acompañar a sus hijos en la etapa de la exploración (de 0 a 5 años), ya que es un momento único y esencial en donde se evidencia claramente el verdadero placer de aprender. A continuación describiremos una serie de tips y recomendaciones que les ayudarán en el proceso de crear un hábito lector en los niños:
  • Lean con ellos todos los días un cuento antes de dormir.
  • Procuren que siempre tengan libros en su entorno (y que pueda tomarlos sin su ayuda).
  • Siempre hay que dar buen ejemplo, leyendo en su presencia.
  • Visiten juntos bibliotecas y librerías infantiles.
  • Compren cuentos a menudo, no solo por motivo de sus cumpleaños y a la hora de elegirlos, tengan en cuenta sus aficiones y acertarán seguro.
  • Leer al menos 15 minutos todos los días.
  • Creen un ambiente propicio para la lectura, en el que los niños se sientan a gusto y no obligados a realizar la actividad.
  • Motívenlos a participar de la lectura, interactúen con la historia y pregunten siempre qué les ha parecido.
“Permitan que los libros cuiden del niño. Al leer buenos libros, los niños desarrollan su personalidad con una sólida visión de la vida y del mundo” Profesor Toru Kumon



Artículos relacionados

Recibe información de Kumon sobre la educación de tus hijos
¿Acepta recibir informaciones de Kumon?
Políticas de privacidad